Qué no hacer al grabar un vídeotutorial

Os traigo una joyita. Tutorial de “Cómo telefonear”. Sí, así de básico, pero no tiene desperdicio.

A veces hay en el mercado inclasificables como este vídeo. He intentado buscar información sobre el autor, pero no aparecen más datos de él que sus vídeotutoriales, y esta nota:

Hola
, hago un excelente trabajo creando tutoriales de calidad que te ayudan en las actividades y situaciones cotidianas. Con su ayuda como patreons, seré aún más competente con este talento mío. Contribuye y ayúdame a enseñar al mundo.

Este señor -sin querer o queriendo- hace una parodia de los vídeos tutoriales de troncharse de la risa. Su objetivo según describe es para ayudar en las actividades y situaciones cotidianas, pero, por lo que se lee en los comentarios, el seguimiento que tiene es porque provoca una mezcla de estupefacción y gran hilaridad.

Dale al Play, escúchalo y míralo un rato. No hace falta que lo veas entero, aunque yo confieso que no era capaz de pararlo Jajajjaja.

¿Ya lo has estado mirando un rato? ¿Y qué?
¿Qué conclusiones empiezas a sacar?

Si la primera conclusión que sacas es… “pues no está mal”. Por favor, mírate el vídeo enterito, los 10:15 minutos, y luego me dices si has cambiado o no de opinión.

No voy a entrar en cómo es este señor, parece que se lo toma bastante en serio, él cuelga sus vídeos y tienes muchísimas visitas, voy a analizarlo como suelo hacer para que tomemos nota de qué cosas están bien o no tan bien a la hora de hacer nuestros vídeos.

1. Una buena intro. Cúrrate una intro decente para el comienzo de tus vídeos formativos. Con Filmora puedes hacerlo bastante bien. Si vas a salir en esa intro, mostrar el perfil de un lado y de otro de la cara simplemente… no va a ser suficiente. Si no sabes cómo posar para esa intro, no lo hagas, curra una intro con el logo y dentro. Ah, que sea muy cortita, no más de 5 segundos.

2. ¿Imagen de calité? Cuando grabes tus vídeos, ya sea para videotutoriales o simplemente para redes, intenta que tengan la mayor calidad posible. Hoy en día el móvil nos da bastante calidad para grabar vídeos, pero yo para grabar cursos apuntaría a buscarse una cámara mejor, o al menos más luzzz.

3. ¿Aguantar el plano? Si mantienes el plano tras decir algo, tendrás que “aguantar el plano”, así de dice coloquialmente en el mundo audiovisual. Normalmente, esto se hace para que al editarlo tengas tiempo de sobra para meter el corte. Esto es muy IMPORTANTE que lo hagas cuando comienzas a grabar (espera unos segundos) y cuando finalizas (deja unos segundos de cola) y luego podrás cortar sin temor a darle tijeretazo a la primera o última frase. Pero si lo haces durante una grabación como este señor, el efecto que conseguirás es de una comicidad sin parangón. En los culebrones suelen usar este recurso mucho: “¡Luis Alfredo, me las pagarás! (plano de varios segundos de la cara del intérprete)”.

4. Las transiciones o cortinillas. A nivel profesional y en un buen vídeo que se precie, las transiciones suelen ser “a corte” o desvanecimiento , es decir, sin ningún efecto especial. Es más limpio. Fíjate en las diferentes cortinillas que emplea este señor, no tienen desperdicio, porque unidas a la aparición de su cara con cambio de look o lugar son mondantes. Pero piénsalo, cuando ves pelis o series, tv o clases, ¿qué tipo de transiciones sueles ver entre escena y escena?

5. ¿Cualquier contenido es válido? Llegados a este punto te diría que si vas a hacer un vídeotutorial, el contenido debería ser de calidad y que realmente aporte a quienes te vayan a ver, pero este señor sin querer, queriendo, ha conseguido un montón de visitas y las cifras de visualizaciones de sus vídeos son altísimas… Ahora bien, su éxito radica en la comicidad de lo que hace, no en lo que enseña… Cómo beber un vaso de agua, cómo abrir una puerta, cómo dormir… El más útil es el de Cómo colocarse una mascarilla, hasta que llega el momento de probarla y demuestra que no se puede comer queso con ella puesta. Jajajajaja

CONCLUSIONES:
Uno de nuestro mayores miedos a colgar nuestras grabaciones de manera pública es convertirnos en un hazmerreír, pero creedme que os digo que para llegar a eso hay que ser un profesional cómico como la copa de un pino o realizar un disparate muy grande y repetirlo muchas veces.

Entre una cosa y otra hay una gama infinita de vídeos que son realmente útiles y nos ayudan a mejorar. ¿Quién no ha consultado más de una vez un vídeo tutorial y, aunque no haya sido la leche, le ha ayudado un montón y de la persona que lo hace ni se acuerda?

Los vídeostutoriales son de alto seguimiento y de lo más consumido en internet.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *