Ya ha pasado la semana de la MUJER, el 8 de mazo fue el culmen, pero ¿y ahora qué? ¿Hay vida feminista más allá del 8M?

Pues no deberíamos dudarlo e incluso aumentarlo hasta el infinito y más allá. El viernes salimos a las calles muchas mujeres y hombres en todo el planeta. Ver tanta gente, de tantos tipos fue muy emocionante. Y esto debe de plasmarse en nuestro día a día, no salir con mucho power un día al año y luego si te he visto no me acuerdo.

¿Y qué podemos hacer para que esto no pare?

Pues te propongo 5 ideas muuy sencillitas para el día a día, probablemente ya practiques alguna o todas, pero esta bien que nos las apuntemos y recordemos con frecuencia. Toma nota:

1 Celebra que eres mujer.

Recuérdatelo a menudo, introduce alguna rutina en tu día a día. Por ejemplo, cuando te levantes y te mires al espejo dite: «pero qué tía más grande que soy«.  Hazlo así medio dormida, que cuanto más despierta estás, más te ves los defectos y se te olvida lo de celebrar, eh?

2 No te calles ni una.

Una cosa es la educación y otra la sumisión o mirar para otro lado. Muchas veces nos mordemos la lengua por no querer entrar en conflictos, porque decimos «pa´qué vamos a enreá/violentá si no hay na que rascar» y ahí, amigas, nos debilitamos. Piensa en el refrán «el que la sigue, la consigue«. Si somos intermitentes o perezosas, flojea el objetivo. No es que tengas que estar al ataque todo el día, pero cuando haya algo que sientas injusto o inapropiado, dilo y hazte oír.

3 No quieras hacer tú todas las tareas.

Mujé, deja algo pa´ los demás. Muchas veces confundimos el ayudar/agradar a los que nos rodean con lo que es justo hacer, y encima nos lo reforzamos diciéndonos: «es que si no lo hago yo, no queda bien» ¿a que sí? Pues libérate de esa línea de pensamiento, heredara de la cultura machista, y piensa que si lo hace otro, aunque lo haga mal, es mejor a que lo hagas tú! Y si no reflexiona cuántas veces vas a un bar, te pides algo que está más malo que si lo hicieras tú y te lo comes, encima pagas y hasta das propina y las gracias. Pues lo mismo, pero en casa!

4 Comparte con amigas.

Queda una vez a la semana o si estás muy liada, una vez al mes pero queda, con otras mujeres para compartir un día o noche de gloria. Claro que también puedes quedar con hombres, faltaría más, pero la energía (ese fempower) que se genera en esas salidas de mujeres, ese cacareo que nos disloca al estar juntas, hay que vivirlo y disfrutarlo.

5 Instruye al ignorante.

«El Feminismo es el principio de igualdad de derechos de la mujer y el hombre» (RAE)
«El antónimo de machismo es hembrismo, no feminiiismo» (Léase con voz de profesor harto ya de repetir). Hay una tendencia a desprestigiar el término y el movimiento feminista, y por eso se lanzan mensajes falsos y confusos, que si el feminismo va en contra de los hombres (mentira!), que si es de radicales (mentira!), que si nos subvenvionan (requetementira!). Pero, fíjate, que yo me alegro cuando esto pasa porque pienso que, cuánto más salen esas voces del miedo, más imparables nos veo y que vamos por buen camino!

Conclusión:

«Si una peseta diera cada español, pero no a mí, sino a donde tienen que darla saldría de la deuda y me iría a un estadio a tomarme una copa con ellos y llorá de alegría.» Lola Flores
Si cada uno (mujeres y hombres feministas) pone su grano de arena, hacemos una playa inmensa y justa para todos ¡y después una fiesta en ella! Igual que proponía Lola Flores cuando pedía a todos los españoles que aportaran 1 peseta para saldar su deuda millonaria con Hacienda (ver vídeo Lola), pues lo mismo pero con la IGUALDAD y el beneficio para todos!!