Este fin de semana, del viernes 29 al domingo 31 de noviembre, me sumo a la campaña alternativa GREEN FRIDAY y así te ofrezco la posibilidad de comprar algunas de mis piezas a un precio más económico, pero quiero aprovechar para transformar este boom de consumo en un mensaje positivo a los consumidores.

¿Qué es el Green Friday?

Pues la alternativa al Black Friday, que promueve «un consumo responsable, ecológico y local». Fue impulsado por la Comisión Europea y las organizaciones ECODES, WWF y Ecoserveis. Y dentro del sector de marcas y diseñadores, El hervidero de ideas lo popularizó entre este colectivo.

Hay muchas iniciativas que abogan por no comprar ese día (muy respetables) pero ya que se habla tanto de consumo durante esos días, creemos que esta es la oportunidad perfecta para hablar del consumo desde otra perspectiva: la responsable y sostenible. Ofreciendo alternativas eco a las personas, les damos el poder de elegir y reflexionar hacia donde quiere que vaya a parar su dinero. Qué sociedad quiere construir con su voto: su compra. #pequeñosegestosgrandescambios María Negro de El Hervidero de Ideas

Propuestas como estas me dan la vida y alinean con mi negocio. Este año además, María Negro, ha decidido dar un paso más allá y lanzar Consume con Coco, una plataforma donde los consumidores podamos encontrar todo tipo de marcas responsables ambiental, económica y socialmente. y que sirva como sello de garantía.

Y la plataforma Slow Fashion Next, que promueve la moda sostenible y responsable en España, y con la que no puedo estar más de acuerdo y a la que me sumé el pasado abril, ha lanzado una nueva edición de la campaña «#YoDecido #YoCompro» para esta Navidad,  y proponen desarrollar una actitud slow fashion que nos lleve a un consumo cada vez más responsable.

También hay campañas de Día sin compras, que surgió en 1992 en Canadá  como reacción al Black Friday  – aquí el Black Friday nos llegó en 2015, pero se viene haciendo desde muchos años antes – y poco a poco se ha extendido por todo el mundo. Además de no comprar nada, este día se llevan a cabo acciones para llamar la atención sobre el consumismo de estas fechas, como fiestas gratuitas en la calle, sentadas o bailes de conga en centros comerciales.

Y también hay iniciatias como la de Putos Modernos de encarecer los productos el viernes para desencentivar las compras ese día.

Otras como la marca de material deportivo REI cierra sus tiendas todos los Black Fridays desde 2015. Les da el día libre a sus empleados y los anima, tanto a ellos como a sus clientes, a pasar el día en la naturaleza en lugar de hacerlo dando vueltas por un centro comercial.

¿Por qué me sumo al Green Friday?

El consumismo enloquecido me provoca muchos conflictos personalmente. Este año en el Black Friday se prevé que gastemos 1710 millones de euros, un 10% más que el año pasado ¡y eso sólo en tiendas online! Imagina la cantidad de cajas, embalajes de plástico, kilómetros y emisiones necesarias para hacer que todo eso llegue a nuestras casas. Eso sin contar con las devoluciones que se suelen generar en este tipo de compras.

Por eso me parece fantástico transformar este boom de consumo en un mensaje positivo a los consumidores, de conseguir un cambio más profundo, de llamar la atención de medios de comunicación, consumidores y marcas para cambiar los mensajes y crear otros comportamientos de consumo responsable, un consumo consciente y pensado, antes de la compra compulsiva, sea verde o no.

Debes saber que una pequeña empresa creativa y de productos hechos a mano como la mía, tiene muy poco margen de beneficios. Durante todo el año me esfuerzo por ajustar los precios para que sean lo más justos posibles para mis clientas y no sólo un viernes al año. Trabajo con proveedores de proximidad y me esfuerzo por respetar el medio ambiente, a trabajadores y a seres vivos. Y seré franca, estoy aquí para vender, ese es mi negocio, venderte productos que yo misma hago, pero para mí es muy importante que sepas cómo lo hago y qué ofrezco tras las piezas que vendo.

Consejos para una compra más responsable:

1. Compra sólo lo que necesites o realmente te guste y vayas a utilizar.

2.  Comprueba la calidad y la procedencia de tus compras preguntándote quién, dónde y cómo lo hizo y si realmente todo el proceso de elaboración es transparente, trazable y justo.

3. ¡Ojo! Con las ofertas engañosas de grandes empresas, se ha detectado que la semana previa suben los precios de los productos para luego lanzar la oferta (estas prácticas se castigan con multas pero algunos prefieren pagar esas multas irrisorias frente al gran beneficio que obtienen).

No nos dejemos engañar con los grandes descuentos y las campañas publicitarias.

Compremos solo aquello que necesitemos y al hacerlo preguntémonos ¿dónde queremos que vaya a parar nuestro dinero? ¿En empresas cuyo principal objetivo es obtener los máximos beneficios vendiendo más sin importar las repercusiones que esto conlleva? ¿O a empresas sostenibles que tratan con respeto a todos los seres vivos y al planeta? Con cada euro que nos gastamos estamos deciendo en qué mundo queremos vivir.

———————-

¿Y tú qué compras harás? ¿Las tienes planificadas o te descuelgas de esta gran ola global?

Y ahora si decides comprar, ya tienes conocimientos para hacerlo. Yo te invito a que vayas a mi SHOP SHOP SHOP y adquieras los productos que he te ofrezo en mi Green Friday.

Green Friday with ♡